Pros y contras de usar generadores de nombres para negocios

El papel que pueden llegar a protagonizar los generadores de nombres es muy importante, por lo que hay que andar con pies de plomo en este aspecto. No está bien siempre usar un generador de nombres para dar con el nombre que quiero para mi empresa. Por ello, aquí te mostraremos las ventajas y desventajas que tiene usar esta herramienta.

Pros

  • Ahorras mucho tiempo en idear un nombre que cuadre con el producto que vendes en tu negocio, algo que es esencial a la hora de ponerle nombre a una empresa.
  • Junto con el nombre, podremos adquirir también el dominio, es decir, matamos dos pájaros de un tiro. Cuando usamos un generador de nombres y nos proporciona un nombre acorde a lo que buscamos, podemos ver si el dominio está disponible; si lo está, lo puedes adquirir en el mismo momento.
  • Es gratuito, aunque no siempre. Hay herramientas gratuitas y otras de pago, pero no hay grandes diferencias entre unas y otras. Las gratuitas funcionan muy bien igualmente, así que es algo a tener en cuenta.
  • Proceso automatizado. Lo único que tienes que hacer es ingresar una palabra clave, el generador se encarga de hacer todo el proceso en menos de 2 segundos. Dependiendo del generador, puedes agregar más cosas.

Contras

  • Nombres que caen en lo común. Al fin y al cabo, estamos usando una máquina que está predeterminada con ideas ya construidas, por lo que si buscamos diferenciación, quizás no esta herramienta no nos ayude.
  • En ocasiones, no sirven. Muchas veces buscamos una idea muy concreta y específica, es aquí donde estas herramientas no suelen funcionar bien. Cuando te sales de lo general y entras en lo específico, salen los puntos débiles.
  • Los generadores de pago no merecen la pena. Al final estás pagando algo que un generador gratuito te ofrece de igual manera. No ofrecen ningún servicio personalizado ni nada por lo que merezca pagar algo más.

Como veis, usar generadores de nombres para ponerle nombre a tu negocio, no siempre es una buena idea. Por lo general, funcionan y cumplen con el propósito, pero si queremos algo distinto y desmarcarnos de la tendencia, no conseguimos el resultado previsto.

No obstante, creo que son una herramienta bastante útil que acelera el proceso de ideación de un nombre en muchos casos, así que recomiendo su uso, pero teniendo en cuenta todos los contras.

Artículos sugeridos:

>>Cómo elegir el nombre de tu empresa en unos sencillos pasos